Seleccionar página

El ITESO, La Universidad Marista de Guadalajara, La Universidad Panamericana Campus Guadalajara y La Universidad del Valle de Atemajac, en 1990 recibieron en donativo del Sr. Cástulo Romero Valencia, un conjunto de propiedades al interior del bosque de La Primavera, con fines de conservación y promoción de la educación ambiental.

Se trata de una zona con una importante biodiversidad de flora y fauna. Se ha documentado al menos 29 especies de mamíferos, incluyendo Puma, Lince, Coyote, Pecarí, Venado Cola Blanca, entre otros.   Así mismo una importante variedad de Orquídeas terrestres. Sin embargo, también se trata de una zona sumamente amenazada y vulnerable por distintos factores como incendios, un crecimiento urbano muy acelerado, aumento exponencial de la visitación, entre otros.

Desde entonces, las instituciones educativas que cuentan con predios en la misma zona han realizado distintas acciones de conservación, aisladas y en conjunto. Con la figura del “Bosque Interuniversitario La Primavera” deciden a partir de ahora formar un frente común con el fin de aprovechar mejor las capacidades de cada institución, sumar fuerzas para organizar mejor los recursos.

En este sentido Bosque Interuniversitario propone un modelo de gestión basado colaboración académica, científica y cultural, para el enriquecimiento de las funciones educativas que desempeñamos en materia del cuidado de la naturaleza y el medio ambiente, que con una vocación de servicio fortalezcan a la comunidad y el cuidado del Bosque de la Primavera, mediante el principio precautorio, anteponiendo la conservación frente al aprovechamiento, así como, promoviendo el derecho humano a un medio ambiente saludable.

En esta firma de convenio en su mensaje alusivo el Doctor Roberto Carrillo López, Rector de la Universidad Marista de Guadalajara, destacó el hecho de “trabajar de manera conjunta para llegar a las soluciones de los problemas que aquejan al Bosque de la Primavera y la responsabilidad de poner al servicio de la sociedad, todas nuestras funciones sustantivas, como son la docencia, la investigación y la extensión, así como crear una unidad para que bajo esta perspectiva de trabajo común, podamos promover de manera colaborativa todo el trabajo interuniversitario y plantearnos estrategias de comunidad diversa. Tenemos en cada institución potenciales que hay que estimular y poner al servicio de este proyecto, por lo tanto, estaremos creando un proceso de sinergia muy positivo para lograr los objetivos propuestos.”